Modificación de ideas


En un post anterior: http://wp.me/p1LKLj-7 di una serie de ideas sobre las penas para delitos mayores, quizás se me fue un poco la mano y la mente, bien voy a modficar.

Para los delitos mayores, yo proponía que se usara a los culpables en experimentación con humanos, para devolver a la sociedad el daño causado.

Bien esto puede llegar a resultar un tanto, digamos, desagradable para mucha gente, aunque suave para algunas. La nueva propuesta, es pedir la perpetua para los crímenes mayores, y obligarles a estudiar e investigar para el desarrollo de nuevas medicinas y tratamientos, con esto también se estaría devolviendo gran parte de la deuda contraída con la sociedad.

También se podría hacer el modo mixto, perpetua para unos, experimentación para otros, como suelo decir, yo propongo, y ya la gente que decida.

Sueldos y funcionarios


Y aquí vamos otra vez, los políticos tirando del truco de poner a la gente contra los funcionarios.

Vamos a ver, que sí que ellos ganan más, y por menos horas, que tienen contratos indefinidos y vacaciones y demás. Pero es que eso lo deberíamos tener todos, no lo tengáis como una excepción y unos privilegios. Es que eso deberíamos tenerlo todos.

Por eso, si queréis protestar, protestad porque el empresario te paga una mierda colocándote en una categoría que no se corresponde con tu trabajo, porque te dan contratos basura temporales, pero no protestes porque otro gana lo que debería.

Hasta los mismísimos


Ya, nos tienen más que hartos, políticos y banqueros, hundiéndonos en la miseria, mientras ellos disfrutan de vidas a todo tren a nuestra costa.

Despues del indulto al banquero, ahora indultan a dos defraudadores, y luego quieren que cumplas la ley.

También quieren que pagues peajes por las autovías, esas autovías construidas con dinero público, y después pagas el impuesto de circulación, el impuesto por el seguro del coche, el impuesto por la gasolina, y aún así quieren que paguemos por circular, pues me niego, si pones el peaje cogeré las nacionales otra vez, de vuelta al pasado.

Y quieren recortar la sanidad, la cuál como ya dije está protegida por la constitución, y además la educación, para que la ciudadanía se vuelva analfabeta, poco crítica, servil y obediente.

Y ahora dicen que un salario de un máximo de 400 euros para potenciar el empleo joven, si, venga, cuéntame otro chiste, eso es un paso para bajar el resto de los salarios, un paso más para que el empresario pueda empezar a contratar esclavos.

Y por supuesto, nuestro nuevo presidente, el señor Rajoy, ya ha ido corriendo a pedir instrucciones a sus amos de la UE, Merkel y Sarkozy. ¿Cómo pretende este hombre que yo me fíe de él si antes de explicarnos claramente su programa y sus medidas, se ha ido a contárselo a otros.

Y por último, pero no menos importante, la ley Sinde, el gobierno, con los últimos coletazos, pretende meter a la fuerza una ley que no tiene sentido ninguno, y cuyos puntos ya han sido rechazados por los jueces, acusar a una página de enlaces por el contenido de los enlaces, es lo mismo que acusar de venta de droga al que te indica donde se vende.

Que no, que así no, que este sistema neocapitalista es matemáticamente insostenible, que se les está yendo de las manos, que ya la gente tiene poco aguante, esperense un poco más y esto saltará, pero esta vez a escala mundial.

 

Feliz Día de “La Prostitución”


Y aquí estamos, 6 de diciembre de nuevo, celebrando esa magnífica y magnánima Constitución Española en su 33 cumpleaños.

Esa constitución votada en referendum por todos los españoles, con la sombra de una guerra civil sobre ella, esa constitución votada en el miedo, con la gran oferta del 2×1, vote una constitución “democrática” y llévese un rey de regalo, no molesta, no dice mucho, sólo necesita una pequeña manutención, ¿no es un precio pequeño por vivir en “libertad”?

Y por supuesto, intocable, inamovible, a menos claro que les haga falta a los políticos o a los mercados, entonces por supuesto, gentilmente cedemos goma y lápiz para reescribir lo que quieran, si total, ¿qué mas da?, un artículo más un artículo menos, ¿y para qué vamos a preguntar al pueblo?, ellos ya la votaron hace 33 años, y con eso ya han hecho lo que tenían que hacer.

Y así estamos, con un gobierno de clase alta, controlado por las empresas, con unos ciudadanos atontados ante la tele, y con un sistema que acalla a golpes la más mínima queja sobre su credibilidad.

Demos un feliz día de la prostitución a esa constitución que está colgada en los servicios del parlamento, sirviendo de papel higiénico a nuestros “representantes”.