Crítica: El Hobbit, la desolación de Smaug


Bueno pues tras releer el Hobbit, digo que la segunda parte como película estaba bien, como adaptación, pésima.

Primero, se saltan la parte de la presentación de los enanos a Beorn, mal, muy mal Peter Jackson, tienes 3 películas para adaptar un libro de 283 páginas y te saltas cosas, mal vamos.

Segundo, el paso por el Bosque Negro, corto, muy corto, apenas se han molestado en representar nada, la oscuridad, la caída de Bombur al río negro, las hogueras élficas, la desaparición de Thorin, y el hecho de que los elfos no los libraron de las arañas, sino que simplemente les capturaron.

La entrada de Legolas y Tauriel simplemente fue para darles pie, como parte de la historia, aunque no aparezcan en el libro.

Por otra parte está Gandalf, con sus misiones secundarias, que está bastante bien representado, ya que quieren que esta película cuente también los hechos que llevan hasta “El señor de los anillos”.

La estancia en el palacio del rey elfo también la hacen corta, se supone que se están ahí una temporada, pero en la película es como si solo hubiesen esta apenas unas horas.

Después, en la salida de los barriles, primero, van tapados, segundo nadie los persigue y llegan sin apenas incidencias a la ciudad de lago. La herida de Kili, que no existe en el libro, la historia de amor con la elfa para intentar enganchar más público, otra cosa que tampoco existe.

La entrada a la ciudad no la hacen escondidos, entran por las puertas presentándose a los guardas, y les dan una buena acogida. Les dan casa, comida, ropa y armas. Permanecen allí cuanto menos quince días, no un par de días como se hace suponer en la película.

En la entrada a la ciudad enana, cuando golpean la puerta oculta con las armas deberían hacerse astillas en sus manos. También está el hecho de que no es la luna lo que indica la cerradura, sino el último rayo de sol.

Cuando Bilbo entra en la ciudad enana, hace una visita en la que coge un copón y sale corriendo al oír a Smaug, después este se despierta y tienen que meterse todos en la grieta porque sale a buscarlos y luego vuelve a su guarida.

Más tarde hace otra visita, en la que el dragón se despierta y le huele, pero no le ve, porque lleva el anillo, que no se quita delante del dragón, y conversa con este. Ahí es donde Bilbo descubre el hueco en el pecho de Smaug, la visita de Bilbo es lo que hace que el dragón vaya a atacar la ciudad.

Todo la lucha de los enanos dentro de la ciudad enana no está en el libro, se lo han inventado.

Cosa buena, Gandalf, que hace más de mago en estas películas que en el señor de los anillos.

La “independencia” de Cataluña


Vuelvo a la carga con un tema que veo curioso cuanto menos.

Se pide el referendum para la independencia para Cataluña, para separarse de España, seguramente porque ven la corrupción en el ojo ajeno pero no en el propio, esto es, ahora que las cosas van mal en todas partes los políticos catalanes han aprovechado para volver a levantar los ánimos con esta propuesta.

Y es que en una época en la que todos deberíamos permanecer unidos, y permanecer atentos a los movimientos de los que se enriquecen a nuestra costa, sin embargo la mayoría de la gente se deja cegar por este tipo de cortinas de humo.

Que también recordar que toda la industria, y las infraestructuras que posee Cataluña se ha hecho con dinero de todos, mientras que a comunidades como Extremadura la condenaban a la agricultura como único recurso.

Dinero


Dinero, este concepto que al parecer hoy en día es lo único que importa, el dinero, tener dinero, ganar dinero, gastar dinero.

Pero ¿qué es el dinero?, el dinero es, y esto es lo más importante de todo, un medio para conseguir un fin, ya sea comprar comida, una casa, realizar un viaje, etc. Es una forma de facilitar el trueque para que la civilización avance.

Sin embargo, actualmente se ha perdido el concepto del dinero como medio, y todo el mundo piensa en el dinero como el fin a conseguir. Los gobiernos pierden el norte por conseguir dinero, perdiendo de vista que el gobierno está establecido para que sus ciudadanos puedan vivir en unas condiciones decentes, los trabajadores trabajan cada vez más para conseguir dinero, que, o apenas les llega para lo básico, o se quedan sin tiempo para usar ese dinero para disfrutar.

Ahora mismo el dinero, que no es más que papel, un medio sin valor ninguno por sí mismo, vale más que las personas. Es lo que nos han estado metiendo en la cabeza desde que éramos niños, tienes que estudiar para conseguir un buen trabajo, para conseguir un buen empleo, para ganar mucho dinero, lo que no te dicen es que ese dinero te va a costar tiempo de vida, tiempo de familia, de ocio, de libertad.

El dinero tiene el valor que queramos darle, puede valer todos los bienes del mundo o no valer absolutamente nada. La decisión es nuestra, no seamos esclavos del dinero.

Aquí os dejo un vídeo interesante sobre los bancos y el dinero, y como toman el poder, sin que nos demos cuenta.

Héroes


No, hoy no toca hablar de superhéroes, nada de Superman, nada de Thor, nada de ficción, hoy tocan héroes reales.

Pequeños grandes héroes, todos aquellos que sacan adelante una familia con unos ingresos miserables, que son capaces de quitarse comida de la boca para que sus hijos no pasen hambre, que pueden trabajar 20 horas diarias si con eso consiguen seguir adelante.

Héroes que dan la cara ante el sistema, que sin armas, armaduras ni poderes se sitúan delante de una manada de psicópatas armados hasta los dientes. Que son apaleados por estos, y aún así vuelven a enfrentarse a la némesis de la humanidad, el gran villano, el sistema, el capital, y todas sus extensiones, gobiernos, multinacionales y bancos.

Héroes comparten con los más pobres lo que pueden, que intentan ayudarles, pese a que el sistema estará ahí para que no prosperen.

Héroes conocidos, como Jordi Évole que camina sobre una cuerda muy floja atacando abiertamente al villano, poniendo de manifiesto todos sus subterfugios y artimañas. O como Balatasar Garzón, retirado de su cargo por atacar las raíces de la corrupción con el arma que les daña, la verdadera justicia.

Y héroes anónimos, que desde las sombras de la red atacan diversos puntos del sistema para intentar debilitarlo.

Todos llevamos un héroe en nuestro interior, es hora de que salga, y que el gran villano y sus discípulos se vean rodeados por un mundo de héroes.

¿españoles?

Minientrada


Viendo como están las cosas hoy en día, uno ya se llega a preguntar si es que somos españoles, con cada recorte se infringe gravemente la constitución, con cada carga contra las manifestaciones se violan derechos, que nos corresponden por ser españoles, y llega una a hacerse la pregunta ¿será que no somo españoles?, que se hayan reunido en secreto para declararnos extranjeros, ya que los políticos y banqueros son los únicos que no están recibiendo los recortes y los palos. Cualquier cosa es posible.

Hoy voy a arreglar el mundo


Pues eso, que hoy estoy motivado (creo que ha sido el café), y voy a arreglar el mundo, como buen informático estructuremos, primero voy a analizar los problemas (este va un poco largo) .

A nivel mundial:

1- Problema sistémico.

2- Problema climático.

3- Problema financiero.

4- Problema con la información.

A nivel nacional.

5- Problema de confianza en las instituciones.

6. Problema con la educación

 

1. Empecemos resumiendo el problema sistémico, tenemos una sociedad basada en un sistema consumista, que es matemáticamente insostenible, no puedes pretender consumir exponencialmente en un mundo con recursos finitos, o en palabras más simples, no podemos ir comiendo cada vez más del mismo árbol, porque al final no hay para todos.

Ahora vamos con la solución, debemos cambiar el modelo de obsolescencia programada, y del comprar tirar comprar, por un modelo de compra de productos de larga duración y basar los trabajos relativos a estos en su mantenimiento y reparación, así como invertir en la investigación del reciclaje y en centros de reciclaje para aprovechar los recursos.

2. El problema climático viene relacionado con el punto anterior, sobre todo con los recursos naturales que están siendo sobreexplotados, hay que dar prioridad al reciclaje masivo y eficiente, así como a las nuevas formas de combustibles renovables y el abandono de los combustibles fósiles.

3. El problema financiero, este es un punto interesante, yo apostaría por el control de los mercados, con legislación internacional, y con la eliminación de los paraísos fiscales, con la creación de los bancos nacionales de los que los beneficios repercuten en los ciudadanos, también convendría una equiparación de salarios según el coste de la vida en cada lugar, informar a cada trabajador de cuál es el valor de su trabajo real, para que puedan negociar sus condiciones con conocimiento.

4. Y con ello llegamos al punto de la información, hay que exigir una información libre, sin censura, la información de todas las entidades públicas transparente y de forma que se entienda, es decir que lo pueda entender cualquier, es necesario el poder estar informado, y poder tener los distintos puntos de vista sobre cualquier información.

5. Pasemos al nivel nacional, gracias a las barbaridades cometidas por las instituciones de este país no tenemos confianza ninguna ni en el gobierno, que miente más que habla, ni en los jueces, que dejan en la calle a los chorizos y multan y en encierran a los que protestan por ello, ni en la policía, que protege al delincuente de guante blanco y agrede y acosa a los ciudadanos de a pie, ni en los medios de comunicación que nos mienten y ocultan la información todos los días.

Necesitamos renovar por completo el gobierno, eligiendo a la mitad de los diputados mediante sufragio, cambiando el sistema actual en el que los votos no valen lo mismo, y la otra mitad ciudadanos escogidos al azar, sin que puedan repetir, para evitar el apoltronamiento y dar cabida a las ideas de los ciudadanos en el congreso, que hubiera castigo por el incumplimiento de las promesas electorales y por las mentiras dichas durante el mandato.

También sería razonable, que se endurecieran las penas contra los jueces corruptos, impulsar la justicia independiente, como debería de ser,   que no se pueda repetir el vergonzoso caso de Garzón, con los delincuentes en la calle y el que paga es el juez, renovar los jueces del tribunal supremo con jueces al azar, para evitar la corrupción y demás.

El caso de la policía sería el control de los agentes, que se tome en serio cuando la gente denuncia a un policía por abusos, que estos puedan ser castigados, y que se hagan tests psicológicos frecuentemente para evitar los agentes “quemados”, también deberían tener independencia del gobierno, ya que están para servir y proteger a los ciudadanos.

En los medios de comunicación se debería castigar la mentira y las medias verdades, así como el ocultar la información, y premiar la información contrastada.

6. Y por último llegamos a la educación, la base de toda sociedad, esta debería ser totalmente pública, sin discriminar a las personas, quitando de la mente el “ir a clase a aprobar” por el “ir a clase a aprender”, cambiar el sistema de exámenes por una evaluación continua sin estos, con el trabajo del día a día, por supuesto eliminando la “religión” como materia, ya que para eso están las iglesias, y en su caso se puede poner historia de las religiones, para que aprendamos de los errores cometidos.

Yo apostaría también por incluir, a partir de 6º, en lugar de la hora de tutoría, que generalmente no sirve para nada, una clase donde se enseñe y expliquen las leyes del país con ejemplos del día a día, para que se vayan formando para el futuro.

Conclusión, todavía falta mucho, pero con paciencia, educación y mucha lectura, se puede conseguir un futuro mejor.

Se acabó el tiempo


El 15M fue el primer paso de parte de los ciudadanos para que los políticos cambiaran, manifestaciones pacíficas, que fueron reprimidas con la violencia propia de una dictadura, sobre todo en Cataluña.

Fue nuestro tender la mano a los políticos para que estos, cambiaran, se resistían, hubo cambio de gobierno y fue a peor, ya vivimos en una dictadura encubierta.

Se les ha dado más de un año para enmendarse, se han negado, la vía pacífica no funciona con gente de esta calaña, ahora los mineros encabezan la lucha.

Gente que no le tiene miedo a los políticos porque se juega la vida día tras día, gente que ve como el carbón se compra de fuera por compromisos políticos, en lugar de mejorar la eficiencia de la minería nacional.

Esta gente es la que le planta cara a unas fuerzas de seguridad, los antidisturbios, que ya no protegen al ciudadano, sino que protegen a las corporaciones, y esta gente es la que necesita apoyo ahora.

Les llaman violentos mientras nos quitan los derechos que a nuestros padres y abuelos les costo sangre y sudor ganar, les llaman violentos mientras el gobierno mata lenta y silenciosamente a miles de familias que se están quedando en la pobreza.

Pues que les llamen como quieran, pero en el momento de la verdad, son ellos los únicos que dan la cara, y todos deberíamos aprender.

El nuevo paso de la evolución


El divide y vencerás, la estrategia de siempre, con el resultado esperado, eso es lo que quiere cualquier gobierno del mundo, los de un país contra los de otro, por cualquier pequeña diferencia, para que mientras ellos se forren y se mantengan en el poder.

Pero algo ha despertado, el siguiente paso en la evolución del hombre, la conciencia global, te has dado cuenta que aunque tengas diferencias con esa persona de otro país, tenéis las mismas preocupaciones en general, los mismos problemas, y entonces esa persona ya no es el enemigo, es otra persona con la que poner en común los problemas y buscar una solución.

Despertó en las conciencias abotargadas de los españoles y surgió el 15M, y se expandió por todo el mundo, un movimiento, con multitud de ideas, ideologías y opiniones, pero con un único objetivo, buscar soluciones a los problemas que están deteriorando la vida de los ciudadanos.

Y entonces el miedo cambió de manos, el miedo retrocedió hasta los gobiernos, que trataron de encauzar este movimiento para que quedara en aguas de borrajas. Y cuando vieron que no podían, mandaron a sus secuaces, a golpear, a encerrar, a reprimir. Para tratar de infundir ese miedo en las personas, pero ya se ha alcanzado un punto de no retorno, esto ya no va a ir para atrás, la gente ya ha permitido demasiado, y han traspasado multitud de lineas que no se deben traspasar.

Y este año volveremos a las calles, a demostrar que su tiempo ha pasado, que hemos entrado en una nueva era, que se construirá con nuestro esfuerzo y para nuestro beneficio, estamos entrando en la etapa de la evolución global, la conciencia global, todos tenemos situaciones parecidas, y las resolvemos de manera parecida, las diferencias que nos marcan solo son ventajas para usarlas a favor de los demás.

Mariano I el Traidor


Y así están las cosas, Mariano Rajoy, ese presidente que sale corriendo de las preguntas, ese residente que no da la cara.

Que anuncia los recortes en Alemania antes que en España, que obedece a los mercados en lugar de a los ciudadanos, que criminaliza las manifestaciones y convierte en terroristas a los que no están de acuerdo con él.

El Rajoy que pone el país a los pies de Merkel, y que nos quita la soberanía, la cual según el Art. 1.2 de la constitución reside en el pueblo.

Ese presidente que pone en el cargo de Economía a un señor que llevo una gran empresa a la quiebra, ese presidente que nos quita la salud y la educación pero sigue sobrealimentando a la Iglesia, que pone en Empleo a una persona que no ha trabajado en su vida.

Ese presidente que dice unas cosas y a los dos días dice lo contrario.

Mariano I el Traidor, el Dictador, el Mentiroso, el Cobarde.

Motivación


Bueno, entre medias de tanta mala noticia, es bueno parar y recapacitar.

Sabemos que las cosas están mal, ahora hay que saber, qué podemos hacer nosotros.

De pequeño un profesor me dio tres claves, que se han convertido en los principios que van rigiendo mi vida, y entre ellos el más importante es este: “con esfuerzo puedes conseguir los que quieras”.

Y es sencillamente así, mucha gente se estanca, piensa que no puede, bien porque no se ve preparada, bien porque la sociedad le ha introducido barreras a lo largo de su educación.

Ya es hora de que vayamos soltando esas ataduras, todo el mundo puede hacer cualquier cosa que se proponga, con el esfuerzo adecuado, todo invento, toda meta, ha sido alcanzado por un ser humano como cualquiera de nosotros, la mayoría de los inventores y descubridores tenían sólo una diferencia con una persona actual, sobrepasaban las limitaciones impuestas por su entorno, cambiaban el punto de vista, superaban los límites de la realidad dibujada.

Además, siempre, en toda crisis es donde aflora el instinto evolutivo, todo aquello que nos hace mejorar, tanto como individuos como sociedad, afinamos nuestros sentidos para seguir adelante y superar los obstáculos.

Por lo tanto, hoy hay que mirar al futuro con esperanza, teniendo en cuenta por supuesto los errores que nos han traído hasta aquí, avanzado hacia una humanidad unida y cooperante, sensible de que cada ser es igual a todos.

Por supuesto, esto es una utopía, pero perseguir utopías es lo que nos ha hecho llegar hasta aquí, y no debemos parar.