Educación y futuro


A raíz de la LOMCE que el gobierno va a introducir en España con calzador y en contra de lo que la lógica dicta, me veo con ánimo para escribir un poco sobre lo que debería ser el futuro de la educación.

El sistema educativo como tal está completamente obsoleto, diseñado para manufacturar personas cuadriculadas, acostumbrando a los niños y jóvenes a estar 6 horas diarias en un mismo edificio, sentados y callados, preparándolos para su futuro laboral.

Bajo mi punto de vista es un nuevo paradigma educativo, tanto en enseñanza como en calificaciones. Lo llaman evaluación continua, sin embargo tus resultados dependen de exámenes, pruebas puntuales en las cuales no tienes acceso a ningún recurso, si tienes un mal día, puedes perder un año escolar entero, cuando por supuesto cuando en la vida real necesites poner en práctica tus conocimientos tendrás a tu alcance gigantescos recursos.

A los alumnos se les debe enseñar a controlar la información, a saber buscarla, compararla, analizarla de forma crítica, que el alumno pueda quedarse con los puntos claves de lo que está aprendiendo y sepa desarrollarlos. Con esto, se dejarían de lado los exámenes, sustituyéndolos por trabajos, exposiciones y una verdadera evaluación continua. También hay que motivar las ganas de aprender, no de aprobar, sino de aprender e ir mas allá con lo que sabes.

Un ejemplo claro de lo que se hace mal es en primero y especialmente segundo de Bachillerato, en segundo de Bachillerato no se va a aprender el temario, preparan al alumno durante todo el curso para aprobar un examen, se saltan temas, conceptos y explicaciones solo para que el alumno vaya a aprobar ese examen.

Hace poco vimos en clase de Lengua Castellana, unos vídeos sobre como en el futuro de la educación el papel del profesor cambia completamente, el profesor debe dar unas metas a conseguir, y debe dejar a los alumnos buscar el camino en conjunto para llegar a esas metas, por supuesto estará allí para aconsejar y comprobar el trabajo, pero pasa a un segundo plano.

También veo lógico incluir a partir de los doce años, una asignatura que vaya enseñando la constitución y las leyes que van a afectar en un futuro a estos alumnos.

Con todo esto dicho, la nueva reforma es exactamente lo contrario.

Y por supuesto, la religión debería mantenerse lejos de los centros educativos, pues como debería hacerse, la religión se enseña en las iglesias y parroquias. Nosotros no vamos a educar a sus iglesias, no queremos que adoctrinen en nuestras escuelas.

Anuncios

Hoy voy a arreglar el mundo


Pues eso, que hoy estoy motivado (creo que ha sido el café), y voy a arreglar el mundo, como buen informático estructuremos, primero voy a analizar los problemas (este va un poco largo) .

A nivel mundial:

1- Problema sistémico.

2- Problema climático.

3- Problema financiero.

4- Problema con la información.

A nivel nacional.

5- Problema de confianza en las instituciones.

6. Problema con la educación

 

1. Empecemos resumiendo el problema sistémico, tenemos una sociedad basada en un sistema consumista, que es matemáticamente insostenible, no puedes pretender consumir exponencialmente en un mundo con recursos finitos, o en palabras más simples, no podemos ir comiendo cada vez más del mismo árbol, porque al final no hay para todos.

Ahora vamos con la solución, debemos cambiar el modelo de obsolescencia programada, y del comprar tirar comprar, por un modelo de compra de productos de larga duración y basar los trabajos relativos a estos en su mantenimiento y reparación, así como invertir en la investigación del reciclaje y en centros de reciclaje para aprovechar los recursos.

2. El problema climático viene relacionado con el punto anterior, sobre todo con los recursos naturales que están siendo sobreexplotados, hay que dar prioridad al reciclaje masivo y eficiente, así como a las nuevas formas de combustibles renovables y el abandono de los combustibles fósiles.

3. El problema financiero, este es un punto interesante, yo apostaría por el control de los mercados, con legislación internacional, y con la eliminación de los paraísos fiscales, con la creación de los bancos nacionales de los que los beneficios repercuten en los ciudadanos, también convendría una equiparación de salarios según el coste de la vida en cada lugar, informar a cada trabajador de cuál es el valor de su trabajo real, para que puedan negociar sus condiciones con conocimiento.

4. Y con ello llegamos al punto de la información, hay que exigir una información libre, sin censura, la información de todas las entidades públicas transparente y de forma que se entienda, es decir que lo pueda entender cualquier, es necesario el poder estar informado, y poder tener los distintos puntos de vista sobre cualquier información.

5. Pasemos al nivel nacional, gracias a las barbaridades cometidas por las instituciones de este país no tenemos confianza ninguna ni en el gobierno, que miente más que habla, ni en los jueces, que dejan en la calle a los chorizos y multan y en encierran a los que protestan por ello, ni en la policía, que protege al delincuente de guante blanco y agrede y acosa a los ciudadanos de a pie, ni en los medios de comunicación que nos mienten y ocultan la información todos los días.

Necesitamos renovar por completo el gobierno, eligiendo a la mitad de los diputados mediante sufragio, cambiando el sistema actual en el que los votos no valen lo mismo, y la otra mitad ciudadanos escogidos al azar, sin que puedan repetir, para evitar el apoltronamiento y dar cabida a las ideas de los ciudadanos en el congreso, que hubiera castigo por el incumplimiento de las promesas electorales y por las mentiras dichas durante el mandato.

También sería razonable, que se endurecieran las penas contra los jueces corruptos, impulsar la justicia independiente, como debería de ser,   que no se pueda repetir el vergonzoso caso de Garzón, con los delincuentes en la calle y el que paga es el juez, renovar los jueces del tribunal supremo con jueces al azar, para evitar la corrupción y demás.

El caso de la policía sería el control de los agentes, que se tome en serio cuando la gente denuncia a un policía por abusos, que estos puedan ser castigados, y que se hagan tests psicológicos frecuentemente para evitar los agentes “quemados”, también deberían tener independencia del gobierno, ya que están para servir y proteger a los ciudadanos.

En los medios de comunicación se debería castigar la mentira y las medias verdades, así como el ocultar la información, y premiar la información contrastada.

6. Y por último llegamos a la educación, la base de toda sociedad, esta debería ser totalmente pública, sin discriminar a las personas, quitando de la mente el “ir a clase a aprobar” por el “ir a clase a aprender”, cambiar el sistema de exámenes por una evaluación continua sin estos, con el trabajo del día a día, por supuesto eliminando la “religión” como materia, ya que para eso están las iglesias, y en su caso se puede poner historia de las religiones, para que aprendamos de los errores cometidos.

Yo apostaría también por incluir, a partir de 6º, en lugar de la hora de tutoría, que generalmente no sirve para nada, una clase donde se enseñe y expliquen las leyes del país con ejemplos del día a día, para que se vayan formando para el futuro.

Conclusión, todavía falta mucho, pero con paciencia, educación y mucha lectura, se puede conseguir un futuro mejor.